FITNESS & BEAUTY, PROJECTS, Recipes

Tortitas de avena

Son muchas las recetas que circulan por internet, pero solo una es la verdadera. Que va, estoy bromeando. Como los colores, hay miles de formas de poder cocinar tortitas y crepes. Sin embargo, os voy a detallar como las hago yo… solo os puedo asegurar que están muy buenas y que me las quitan de las manos en mi casa.

En primer lugar lavaros bien la cara y las manos. La cara, porque necesitamos estar despejados para no confundir ingredientes ni quemarnos con la sartén… y las manos porque no queremos bacterias insospechadas en el desayuno… y quien sabe como fue la anoche anterior… así que ante todo, ¡higiene!

En segundo lugar, con la cara y manos bien limpias procedemos a coger de la nevera un huevo, leche, y claras de huevo (yo compro el bote del Mercadona que vienen 30 o 9 claras de huevo según el formato). También necesitaremos harina de avena (o avena del Mercadona, pero tendremos que batirla después.

Ponemos la sartén a calentar con una o dos gotas de aceite.

Es cierto que la harina de avena puede resultar cara si la compramos en tiendas especializadas de nutrición deportiva, por eso la avena sin moler del Mercadona también puede resultar útil aunque podrían estar menos dulces.

Cogemos una batidora, y ponemos 150 gramos de clara de huevo, 1 huevo entero incluida la llama, 80 gramos de harina de avena (pueden ser por ejemplo 40 de harina de avena con sabor ya triturada y 40 de avena normal del Mercadona) y un poco de leche, un sorbo.

Mezclamos todo muy bien. No debe quedar ni muy liquidas ni muy espesa, más bien un término medio, como una especie de batido algo espeso… ¡y listo!. Vamos echando poco a poco (no mucha cantidad, para que pueda respirar la masa ) en la sartén bien caliente, y esperamos a que en la propia masa aparezcan pequeños poros, como burbujas. Entonces, con mucho cuidado le damos la vuelta y dejemos que dore por el otro lado.

Las primeras saldrán blancas con algo de manchas marrones. Pero las últimas, debido a que la sartén está más caliente os saldrá con el característico color marrón (este toque se conseguirá con el tiempo, porque hay que practicar para saber cuando quitarla de la sartén para que no se queme pero al mismo tiempo que quede el color tostado).

¡Probad la receta y me contais por aquí o instagram( (@josecarlosny) como os ha salido!

Acepto consejos yo también

Besazos bohemiosProcessed with VSCO with j2 preset

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s